Blog

Cuántas combinaciones posee una caja fuerte

¿Quieres saber cuál es el número de combinaciones que tiene una caja fuerte? Sigue leyendo, porque a continuación te enseñaremos todos los detalles al respecto. Lo único que te anticipamos, es que se trata de un número variable, y elevado, claro.

¿Cómo saber el número de combinaciones de una caja fuerte?

Nos gustaría ofrecer un número exacto como respuesta, pero simplemente eso es imposible. En efecto, cada modelo de caja fuerte tiene un número de combinaciones específico. Sin embargo, tú mismo podrás hacer el cálculo, y vamos a enseñarte cómo.

Tomaremos un ejemplo, en el caso de una caja fuerte que cuente con 3 ruedas y 30 números cada una de esas ruedas. Considerando las dos primeras ruedas, las combinaciones serían de 30×30, que es el total de cada una, multiplicada por la otra. Al resultado, que es de 900 combinaciones, tenemos que multiplicarlo por la tercera y última rueda. Eso nos dará una cifra final de 27.000 combinaciones, siempre y cuando haya 3 ruedas de 30 combinaciones. Siempre en esta situación, la probabilidad de adivinar la combinación es de apenas 0.000037%.

Vamos entonces con un segundo ejemplo. Vamos a considerar que tenemos una caja fuerte con letras y 2 ruedas de 10 combinaciones cada una. Tenemos un total de 27 letras, que habrá que multiplicar por las 10 combinaciones de cada rueda. Es decir, un total de 2.700 combinaciones totales. Claro que si tu caja fuerte no tiene la letra Ñ, algo bastante habitual, la cifra de combinaciones será inferior, de 2.600.

Un tercer ejemplo podría ser el siguiente: si tienes que colocar 4 números y cada opción cuenta con 10 números, entonces la cuenta sería multiplicar esos 10 números por los 4 puestos, es decir, un total de 10.000 combinaciones posibles.

La probabilidad es muy baja, ¿cómo abro una caja fuerte?

Básicamente, tienes que saber que si no tienes el número de seguridad o la combinación de una caja fuerte, no hay modo de que puedas abrirla. Las probabilidades de acertar o adivinar son realmente pocas en este tipo de situaciones. Y si hace falta además una llave, puedes estar seguro de que no habrá modo de acceder al contenido de la caja fuerte.

Por eso, si has olvidado la combinación, o has perdido la llave, la única solución posible es llamar a un cerrajero de confianza que pueda darte una mano al respecto.

¿Cómo quitar una llave partida de una cerradura?

Probablemente, si has llegado a este artículo, habrás sufrido la clase de problema por el que nadie quiere pasar: una llave partida en la cerradura.

En efecto, cuando una llave se quiebra, quedando una parte de ella dentro de la cerradura, tenemos que quitarla para volver a utilizar la puerta normalmente. En este artículo, vamos a enseñarte cómo tienes que proceder en este tipo de situaciones particulares.

Por supuesto, si aún no has experimentado este inconveniente, tienes que saber que mantener en buen estado tus llaves y cerraduras es clave para no sufrir estos problemas. Por eso conviene renovarlas cuando su conservación no sea la mejor.

Sacar la llave partida con la puerta cerrada

  • Si de todos modos es ya demasiado tarde, y la rotura se ha producido en un momento en el que la cerradura está cerrada, tienes que intentar los siguientes trucos:
  • Si llegas a ver el trozo de la llave quebrada que ha quedado en la cerradura, deberías colocar algo de aceite, y con una pinza, intentar quitarla poco a poco.
  • En caso de no tener éxito, debes buscar un imán potente en casa. Si la llave no se ha atascado demasiado, podrás conseguir que salga de la cerradura.
  • Si el trozo de la llave sigue atascado, entonces es momento de llamar a un profesional de confianza, que resolverá el problema en instantes.

Sacar la llave partida con la puerta abierta

Ahora bien, ¿qué sucede si el trozo de llave quebrada ha quedado en la cerradura con la puerta abierta? Las soluciones son un poco más sencillas: Lo primero que tienes que hacer es desmontar el bombín, y aunque nunca lo hayas hecho, encontrarás varios tutoriales en YouTube al respecto. El trozo de llave que te ha quedado en la mano podría servirte para conseguir que gire un poco, así que no lo pierdas de vista.

Una vez que tengas el bombillo fuera de la cerradura, debes colocarle aceite o lubricante, siempre a fin de que esta parte de la llave resbale hacia afuera. Si no lo hace naturalmente, debes presionarla desde el otro lado con una aguja de coser o un clip abierto. Todo esto, evidentemente, tienes que hacerlo con muchísimo cuidado. Si aún así el trozo de llave siguiera atascado, deberías darle unos golpes al bombin con un martillo. Tienes que golpearlo desde arriba, para que la llave caiga hacia abajo.

En caso de que sigas con el problema, puede que debas cambiar el bombin por uno nuevo. No es la solución más económica, pero te ahorrarás el coste del cerrajero de urgencia.

 

¿Cuál es la puerta más segura que existe?

¿Qué puerta debo colocar en casa? Muchas veces la respuesta a esta pregunta es simple: la mejor posible, o al menos, la más segura. ¿Pero cuál es la puerta más segura que existe? Pues aquella que sea la más difícil de violar para quien quiera entrar. Sin embargo, basta un repaso para comprobar que las puertas huecas son las utilizadas en la mayoría de los casos, puertas que no destacan por su seguridad, precisamente.

Luego tenemos las puertas blindadas, mucho más seguras que las huecas. El inconveniente que presentan estas puertas es que pueden ser arrancadas de sus marcos, por completo, si los ladrones utilizan un sistema de palanca.

Más tarde nos encontramos con las puertas acorazadas, aún más seguras que las puertas blindadas. En este caso, destacan porque el marco forma parte de la instalación, de modo que no pueden separarse de éste, como describíamos antes.

Por último, tenemos la puerta de seguridad. No sólo cuentan con las ventajas de las puertas acorazadas, sino que además su sistema de cierre es el más confiable del mercado.

¿Cómo conseguir una puerta segura?

A diferencia de la creencia popular, que indica que una puerta es más segura cuantas más cerraduras posea, en ocasiones conviene apostar directamente por otro tipo de puerta, a fin de reducir al mínimo las posibilidades de sufrir un robo. Nuestra recomendación es la de instalar una cerradura invisible. De este modo, tendrás la posibilidad de, en apenas un rato, volver inviolable cualquier puerta que tengas en casa, sea blindada o acorazada. La ventaja de estos sistemas es que no se tiene acceso a ellos, por tanto, aunque se viole la cerradura principal, la puerta no se abrirá.

De todos modos, si por algún motivo no quieres este tipo de cerraduras, existen alternativas igualmente recomendables. Podemos mencionar los cerrojos de seguridad que incluyen cadenas, por ejemplo. Por supuesto, un sistema que podemos bloquear desde el interior, para que no pueda forzarse desde el exterior de la vivienda.

¿Qué cerradura instalar en mi puerta?

Como habrás visto, más allá del tipo de puerta que instales, es fundamental considerar la cerradura que vayas a colocarle. Aunque tu puerta sea segura, si la cerradura no lo es, estarás corriendo riesgos. La idea es que la cerradura sea, como mínimo, antibumping. Sin embargo, el consejo que podemos darte es que busques una anti palanca, anti taladro y anti ganzúa también.

¿Hay una puerta 100% segura?

No, ninguna puerta es 100% segura. Pero si buscas una puerta segura, y le añades una cerradura de las mejores, puedes estar seguro de que será mucho más difícil que los ladrones ingresen a tu hogar. De cualquier forma, siempre puedes añadir un sistema de vigilancia para conseguir mejores resultados.